SDSU reembolsará más de $24 millones a estudiantes debido a COVID-19

Thinkstock

Getty Images

by Daniel Guerrero, Escritor

Traducida por Diane López.

Se estima que la Universidad Estatal de San Diego reembolsará más de $24 millones dólares a sus estudiantes por viviendas, planes de comidas y permisos de estacionamiento, luego de que la pandemia de COVID-19 interrumpiera muchas de las operaciones del semestre de primavera, informaron funcionarios de la universidad.

De los $24 millones, la universidad dijo que estima que se devolverán $19.1 millones a los estudiantes en reembolsos de vivienda, $5.2 millones para planes de comidas y $125,000 para reembolsos de permisos de estacionamiento. 

“Dada la experiencia residencial acortada, y con la mayor preocupación por los estudiantes y sus familias impactadas por las interrupciones de COVID-19, SDSU optó por proporcionar a los estudiantes reembolsos prorrateados para vivienda, planes de comidas y estacionamiento”, dijo Cory Marshall, portavoz del campus en un correo electrónico. 

El total del reembolso proporcionado es una estimación y “los montos en dólares están sujetos a cambios en espera de la contabilidad final”, mencionó Marshall.

Las cuentas de los estudiantes con crédito por el alquiler pagado y los fondos del plan de comidas no utilizados serán revisados ​​por los Servicios de Cuentas de Estudiantes y los reembolsos pueden demorar entre cuatro y seis semanas en procesarse, según el sitio web de la vivienda.

Los estudiantes fueron informados de la opción de reembolsos de alojamiento y planes de comidas a principios de marzo después de que todos los cursos presenciales se detuvieran, pero la mudanza seguía siendo opcional. El pasado 17 de marzo, a todos los estudiantes que vivían en una vivienda universitaria se les dijo que tenían un día para mudarse de la vivienda.

SDSU dijo que está brindando apoyo financiero a través de una iniciativa de recaudación de fondos que ha recaudado casi $70,000 en donaciones para estudiantes que pueden estar experimentando dificultades como resultado de la crisis de salud.

“Además, para ayudar a mitigar el desafío financiero que experimentan algunos estudiantes, una iniciativa de recaudación de fondos se lanzó para generar apoyo para los estudiantes que experimentan viviendas de emergencia, alimentos, tecnología y otras necesidades de emergencia”, dijo Marshall.

El fin de la instrucción presencial y el cierre indefinido de las instalaciones del campus, incluida la Biblioteca de Amor Malcolm A., ha estado en vigencia desde mediados de marzo.

SDSU anunció que todos los empleados no esenciales deben permanecer fuera del campus como esfuerzo para evitar la propagación del coronavirus.

La semana pasada, la universidad anunció que todos los cursos de verano se trasladarían en línea. Aun se desconoce si las clases de otoño serán transferidas en línea.

Print Friendly, PDF & Email