SDSU Flex aprobado para otoño 2020 a medida que se publican más detalles

Close up photo of Hepner Hall at SDSU

File Photo

by Daniel Guerrero, Editor de Mundo Azteca

El sistema de la Universidad Estatal de California aprobó el programa llamado SDSU Flex para el semestre del otoño de 2020, la universidad anunció en un correo electrónico el lunes.

Este programa sirve para iniciar el regreso al funcionamiento normal de la universidad después de la pandemia del COVID-19. La facultad, empleados, y estudiantes de la universidad tendrán oportunidades de regresar al campus pero con ciertas medias. 

La universidad estatal de San Diego ofrecerá alrededor de 200 clases en persona siendo clases de laboratorios o talleres, donde la presencia es esencial durante la lección. Todas las demás clases continuarán virtualmente, según el mismo comunicado.

La lista de clases ofrecidas en persona se encuentra en el sitio web de la oficina de registrar.

La facultad y los empleados que son capaces de trabajar de la casa también son sugeridos animados a seguir haciendo así en la caída de continuar trabajando en casa. Las excepciones serán hechas para la facultad dando clases aprobó clases en la persona.

Se espera que la mayoría de los profesores hayan recibido capacitación para la enseñanza de cursos virtuales e híbridos. 

“Tengo un alto nivel de confianza en que, a través de nuestro plan, ofreceremos una educación y experiencia excepcionales para nuestros estudiantes, sin importar su ubicación física”, dijo la presidenta Adela de la Torre en el correo electrónico.

El anuncio también reveló más detalles sobre SDSU Flex.

Por crear un ambiente más seguro, la universidad espera que todos los miembros de la comunidad de SDSU usen mascarillas que cubren la boca cuando estén en el campus, de acuerdo con el sitio web del SDSU Flex.

En las viviendas del campus, se limitará a 3.500 estudiantes. Se dará preferencia a estudiantes de primer y segundo año que no son residentes locales de San Diego. También se dará preferencia a los estudiantes con necesidades de vivienda, o con necesidades relacionadas con la accesibilidad, SDSU anunció en el correo electrónico.

Espacios públicos del campus también serán modificadas para asegurar la salud de los empleados de la universidad, y que los recursos y equipaje adecuados estén disponibles para mantener la comunidad segura. 

“Al igual que muchas universidades en los Estados Unidos, estamos comprometidos a garantizar la salud y la seguridad de nuestros estudiantes al tiempo que brindamos una experiencia educativa excepcional”, dijo de la Torre en el anuncio.

Print Friendly, PDF & Email