Una vida transfronteriza y sus desafíos

by José Guzmán-Quirino, Editor de Mundo Azteca

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






El termino transfronterizo hasta hace algunos años era solamente conocido por los académicos, pero hoy las cosas están cambiando en la región de San Diego-Tijuana.

Por ejemplo, aquí en San Diego State University no se habla mucho acerca de los estudiantes transfronterizos.

Vannessa Falcón, estudiante de doctorado en educación, ha logrado juntar a decenas de estudiantes con historias similares.

Lo que comenzó como su trabajo de campo para su tesis, ahora cumple la misión de reunir a estos  alumnos con otros estudiantes transfronterizos y además busca crear cambios en la universidad para su beneficio académico.

“Por una gran parte de mi vida cruce la frontera. Esa experiencia personal influencio mi trabajo, al querer aprender más sobre el tema del transfronterizo, creciendo yo ni sabia que era eso”, dijo Falcón. “Fue hasta que durante mi maestría en Cal State Long Beach, que me intereso mucho más el tema para un proyecto de mi tesis”.

Falcón dijo que su investigación tiene que ver los estudiantes transfronterizos en el cual explora, la identidad de una persona que cruza la frontera y los desafíos que tienen estos individuos y como les afecta en su educación.

“No es fácil, toma mucho tiempo cruzar y el viaje de la frontera a la escuela es bastante difícil, causa fatiga y no da tiempo para estudiar y esto afecta en los estudios”, dijo Falcón.

Falcón nació en la ciudad de Los Ángeles, pero desde muy joven le toco vivir en Tijuana a causa de dificultades económicas que tuvo su familia por un tiempo.   

Posteriormente regreso a California pero nunca perdió la conexión con Tijuana, ya que su familia tiene casa en ambas ciudades.

Mientras cursaba su maestría en CSULB empezó a estudiar el fenómeno del estudiante transfronterizo y dice que se apasiono en este tema.

Uno de sus mayores retos durante este tiempo, fue el echo de no vivir cercas de la frontera.

“Cuando hice mi maestría fue muy difícil estar en los Ángeles y estar en San Diego especialmente, cuando estuve haciendo mi trabajo de investigación”, dijo Falcón. “Fue un reto muy difícil pero lo pude hacer”.

La cercanía a la frontera fue uno de los principales motivos por el cual decidió seguir sus estudios en SDSU.

Falcón resalto que aunque el estudiante se adapta no es fácil, pues pueden ser excluidos en ambos países y también sufren de discriminación tanto en México como en los Estados Unidos.

“Para que un estudiante llegue a sus clases tienen que pasar por una serie de obstáculos, esto es solo para arribar a su escuela”, dijo Falcón. “Son individuos que fácilmente pueden ser parte de ambas naciones, un atributo muy significante, son un puente para ambas naciones”.

Edgar Beas, quien cursa una maestría en educación SDSU, dijo que el trabajo de Falcón destaca los problemas de esta situación, y que es muy importante el trabajo que ella esta haciendo por que solo ayuda a ser mas inclusivos en la universidad.

Beas cruza a Tijuana habitualmente cinco veces al mes y dice que conoce bien la frontera.

El se dio cuenta que este tema esta creciendo ya que hay mucha gente les hace muchas preguntas durante los paneles, en especial maestros que tienen estudiantes transfronterizos y quieren saber más.

“Desde este año yo empecé a identificarme como transfronterizo. Desde que Vannessa hablo en nuestra clase fue cuando supimos del tema,” dijo Beas. “Fue cuando su investigación hizo un clic en mi, fue como descubrí que soy transfronterizo, aunque no le había dado un termino sabia que tenia una parte de mi que era la habilidad de cruzar la frontera de San Diego y Tijuana y tener esa particularidad en mi identidad”.

Ulises Leal, estudiante de filosofía, dijo que el conoció a Falcón por medio del programa de EOP en SDSU donde ella fue su tutor.

Después de conocerse Leal dijo que se dio cuenta que no es el único estudiante que es transfronterizo.

“Me tengo que levantar a las cuatro para poder estar en la línea a las seis, y después cruzar”, dijo Leal. “Desafortunadamente no tengo carro y tengo que usar el transporte publico y se tarda mínimo una hora y media”.

Alrededor de cuatro horas es lo que pierde un estudiante de SDSU en su recorrido de la frontera a la universidad entre la ida y vuelta.

“Yo nunca pensé que fuera afectar tanto, nunca lo mire como algo tan serio hasta que lo estoy viviendo yo ahora, veo que es algo que afecta de mala manera, pero aun así el trabajo de ella me ha abierto los ojos”, dijo Leal.

Por tal motivo Falcón determino que tenían que hacer una organización estudiantil en SDSU  para implementar un transformación en la comunidad.

   Los estudiantes transfronterizos involucrados en este proyecto decidieron nombrar su organizacion Transfronterizos Student Alliance Organization.

“El club es para establecer un tipo de comunidad, y esta abierto para todos siempre y cuando quieran aprender de la cultura”, dijo Falcón. “Quiero hacerlo de una manera que a todos pueda beneficiar”.

Print Friendly, PDF & Email