Opinión: Halloween vs. Día de Muertos

by Alejandra Luna, Editora

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






La Noche de Brujas, como lo conocemos los hispanos, y el Día de Muertos está a la vuelta de la esquina. Fueron contadas las veces que mi familia festejó Halloween y no por nuestras creencias religiosas sino porque en México era muy extraño festejar la Noche de Brujas y disfrazarnos.

México no tiene muchos años celebrando este día y no estoy encontra de ello,  lo que no me gusta es que muchas personas quieran mezclar las dos tradiciones o dicen que el Día de Muertos es como Halloween. El día de muertos es una tradición mexicana y no tiene nada que ver con Noche de Brujas y su “truco o travesura” .

La mayor parte de mi educación fue en México, por lo que cada año mi escuela hacía un altar de muertos, bebíamos chocolate caliente con pan de muerto, lo cual solo lo venden a mediados de octubre y la primer semana de noviembre.

Algunas personas creen que nos disfrazamos en el día de muertos, tal vez si se utilizan disfraces pero son  simbólicos como es la catrina ya que a este personaje se le asocia con la muerte.

En cambio, la Noche de Brujas o Halloween es solamente por diversión, la gente decora sus viviendas llenas de telarañas, tumbas, fantasmas y personajes de alguna película de terror. Para los niños es uno de los momentos más esperados porque se pueden disfrazar de sus personajes favoritos y comer muchos dulces.

Recuerdo que cuando era niña y vivíamos en Tijuana, mi mamá nos traía a San Diego a pedir dulces, fueron muy pocas las veces que veníamos el 31 de octubre. Mis hermanos y yo contábamos los días para usar nuestro disfraz y comer por días dulces y chocolates. Ahora que soy mayor y vivo en San Diego no me llama la atención festejarlo o disfrazarme porque mis papás no me acostumbrando a celebrarlo.

El Día de Muertos es diferente a lo que muchas personas creen. Este día familias hispanas hacen tributo a sus seres queridos que partieron. Yo odiaba el Día de Muertos porque ese día es mi cumpleaños y todos me hacían burla ya que decían que era para los difuntos, ahora estoy orgullosa por haber nacido un 2 de noviembre.

En el Día de Muertos se hace un altar donde cada objeto puesto en él tiene un significado. Por ejemplo, el perro es quien dirige a la persona a quien va dedicado el altar y un vaso de agua o leche por el largo camino que recorrió.

Otras familias prefieren ir al panteón, llevar mariachi y convivir entre ellos. En otras ciudades de la república mexicana comienzan a festejar el 31 de octubre, hacen un festival dedicado al Día de Muertos y van por las noches caminando por las calles con cánticos y rezos hasta llegar al panteón donde ponen las ofrendas.

Ambas tradiciones están bien, no digo que no las festejen pero creo que no se deberían mezclar ya que se puede perder el significado de cada una de ellas.

Print Friendly, PDF & Email