Comenzando un nuevo capítulo en España

Courtesy+of+Thinkstock
Back to Article
Back to Article

Comenzando un nuevo capítulo en España

Courtesy of Thinkstock

Courtesy of Thinkstock

Getty Images/iStockphoto

Courtesy of Thinkstock

Getty Images/iStockphoto

Getty Images/iStockphoto

Courtesy of Thinkstock

by Emely Navarro, Editora de Noticias

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Lloré escribiendo este artículo porque por primera vez en todo el semestre me di cuenta en que en 48 días me subiré a un avión y estaré en España por cinco meses.

Desde antes de comenzar mis estudios en San Diego State University, yo quiera estudiar en otro país por un semestre.

Cuando envié mi solicitud tenía confianza que me iban aceptar en el programa, pero nunca comprendí la magnitud de moverme a otro país por todo un semestre.

Cuando recibí la nominación para estudiar en España llore.

Estaba en el gimnasio de la escuela cuando leí el correo electrónico. Corrí al baño llorando y le llamé a mi mamá.

Pensé que me iba a sentir feliz pero ése no era el caso.

Me sentía nerviosa, asustada, triste y sí, un poco emocionada también. Se me hizo realidad que me iba a ir al extranjero, pero aún así, no se me hizo realidad hasta hoy.

Hay ciertas cosas que alguien tiene que hacer después de ser nominado por la universidad para estudiar en otro país.

Hay una lista que la oficina de Estudios al Extranjero te da que incluye la aplicación a la universidad, clases aprobadas, solicitud para una visa y becas.

Aunque hacer todo eso es fácil, las aplicaciones de becas, asegurando que de mis clases estuvieran aprobadas y buscar donde vivir me tomo tiempo y esperando una respuesta de todo me hizo ansiosa.

Envié mi solicitud a La Universidad Zaragoza para que me aceptaran oficialmente en la escuela en octubre, pero no recibí una respuesta oficial de ellos hasta principios de diciembre.

Este fue un gran obstáculo porque para obtener mi visa de estudiante Española necesitaba la carta de aceptación oficial de mi universidad en el extranjero.

También no era recomendable comprar mis vuelos hasta que estuviera segura que era aceptada y no podía solicitar alojamiento hasta que recibiera la carta.

Esto hizo todo difícil y me causó estrés.

Antes que me aceptaron oficialmente, estaba comprando ropa, mirando los vuelos y eligiendo qué clases quería tomar, pero todo parecía una fantasía.

Tenia muchas preocupaciones con mi escuela, mi trabajo en el periódico de The Daily Aztec y mi vida personal, que puse el pensamiento de estudiar al extranjero al lado porque no estaba segura que me iban a aceptar.

Ahora que todo ha comenzado a caer en su lugar poco a poco me estoy dando cuenta que va casi voy a ir a España.

En este momento siento lo que sentí cuando recibí la nominación, pero es 10 veces más intenso.

Estoy nerviosa porque voy al viajar sola. Hay muchas cosas que todavía no he averiguado como donde voy a vivir y mi horario de clase y además por veces pienso qué pasa si me pierdo, me asaltan o si me quedo sin dinero antes que terminar el programa.

En este momento estoy triste porque nunca he pasado mas de dos meses sin ver a mis amigos, familiares y novio.

Cuando no los veo les puedo llamar pero en España voy a estar en un horario diferente y la llamadas serán más difíciles de hacer.

Estoy triste de que las cosas podrían cambiar drásticamente mientras estoy en España.

Me pongo triste pensando en todos los eventos familiares que no seré parte y toda la gente que no podré ver.

Estoy triste que ya no voy ha ser la Editora de Noticias de The Daily Aztec y no podré entrar a la oficina todos los días y molestar a todos los editores en el periódico.

Una gran parte de los editores se van a graduar y me pongo triste pensando que nosotros no vamos a estar juntos otra vez. 

Sin embargo, aunque estoy triste y nerviosa estoy muy emocionada por este año que viene.

Antes de llegar a España y empezar mi experiencia en el país ya he aprendido algo sobre la vida.

Y siempre he sido la persona para tener un plan y para asegurarse que estoy en el control de todo, pero en este proceso de mi estudio en el extranjero he tenido que poner fe en otras personas o dejar que las cosas se averigüen solas y que hasta ahora todo ha funcionado. 

Así que aunque no sé dónde voy a vivir en 48 días, espero que no me quede sin dinero y espero no perder demasiadas cosas en mi casa en California yo se que todo va a salir bien. 

Tengo fe que estos próximos cinco meses serán los mejores meses de mi vida.

Print Friendly, PDF & Email