SDSU anuncia un estabilización de casos de COVID-19 en el campus

El+Parma+Payne+Goodall+Alumni+Center+se+ha+convertido+en+un+sitio+para+pruebas+gratuitas+de+COVID-19+en+la+Universidad+Estatal+de+San+Diego.+El+sitio+ofrece+pruebas+gratuitas+a+estudiantes+y+es+operado+por+el+Condado+de+San+Diego.+

Brenden Tuccinardi

El Parma Payne Goodall Alumni Center se ha convertido en un sitio para pruebas gratuitas de COVID-19 en la Universidad Estatal de San Diego. El sitio ofrece pruebas gratuitas a estudiantes y es operado por el Condado de San Diego.

by Noé Sandoval, Asistente Editor de Mundo Azteca

La Universidad Estatal De San Diego anunció en su aviso semanal que los casos de COVID-19 en la universidad se han estabilizado, sin ningún nuevo caso en las semanas pasadas.  

Hay un total de 1,205 casos de coronavirus en el condado de San Diego desde la fecha del 15 de octubre, según el anuncio. De estos 1,205, 416 están conectados a estudiantes que viven en el campus de SDSU, pero el más de 99% de los 416 ya han completado el periodo de aislamiento y se han recuperado totalmente. 

Ha pasado una semana en que las clases limitadas presenciales regresaron para los estudiantes, y no han habido nuevos casos. La universidad exige que los estudiantes que están asistiendo a las clases presenciales deben tomar la prueba de COVID-19 cada 14 días, sin importar si viven en la universidad o no, para seguir asistiendo a las clases. 

Antes de cada sesión de clase, ambos instructores y estudiantes deben revisar su SDSU Webportal para ser aclarado negativo en la prueba. 

Los estudiantes también deben revisar su temperatura diariamente. Tienen la opción de ser revisados por el instructor antes de la clase o receber una revisión en una estación en el campus desginada para revisar la temperatura, donde estudiantes recibirán una pulsera con la fecha y la temparatuea para el dia 

 La universidad también está concordando con la orden estatal del Departamento de Salud Pública de California. 

La orden prohíbe cualquier reunión que incluya a más de tres hogares. El departamento alentó a limitar las interacciones con otras personas fuera de su hogar, ya que al hacerlo reduce el riesgo de transmisión de COVID-19.

Según el aviso, la universidad tomará medidas disciplinarias si algún individuo o organización de la universidad violara la orden estatal. 

“El Centro de Derechos y Responsabilidades del Estudiante abordará las presuntas violaciones individuales y organizacionales del Código de Conducta del Estudiante, ya sea que el comportamiento ocurra dentro o fuera del campus.” dijo el aviso “Las consecuencias pueden incluir sanciones de la organización estudiantil y consecuencias disciplinarias individuales, hasta e incluyendo suspensión o expulsión.”

La universidad continúa en su décima semana de la administración de pruebas de COVID-19 para los estudiantes, facultad, y empleados.  Debido a lo inesperado que este virus es, la universidad continúa proporcionando recursos para sus estudiantes a través del Equipo de Respuesta a la Crisis Económica, o el ECRT por sus siglas en inglés. 

Siguiendo las órdenes del departamento de salud de California es una forma de prevenir más contagios del virus, recomienda la universidad, como usando cubrebocas adecuadamente, lavando las manos seguidos, practicando sana distancia (manteniendo una distancia de los menos 6 pies o 2 metros entre otras personas), y evitando reuniones que no estén en consonancia con las órdenes de salud pública existentes.

Además de las medidas que la universidad ha tomado de COVID-19, también ha comenzado el ofrecimiento gratuito de vacunas de la influenza para estudiantes en la universidad. Los estudiantes pueden hacer una cita a través de los Servicios de Salud Estudiantiles o revisar el horario de la clínica universitaria para recibir la vacuna sin cita. 

Print Friendly, PDF & Email