Ilustre estudiante con rol principal

by Andrea Lopez-Villafaña, Staff Writer

La película Malaventura así como muchas de las películas que fueron presentadas en el cine AMC Fashion Valley 18 durante estos 11 días del San Diego Latino Film Festival fueron bien recibidas por el público que estuvo presente y fue costumbre ver las salas completamente llenas.

El director de programación del festival y estudiante de posgrado en la San Diego State University Moisés Esparza es responsable de seleccionar la mayoría de las películas para el festival.

Esparza dijo que se enfocan en escoger películas que celebran el cine alternativo y películas con más consumo comercial.

Malaventura es una película producida en México. Aunque se produjo con pocos recursos, esta película sedujo a una audiencia que quedó impresionada con el buen trabajo que se hizo en solo tres semanas de filmación.

Las mismas estrellas de la película Miri Higareda, Ruy Senderos y Santiago Michel estuvieron sentados con el resto del público y también se reían por las malaventuras que los personajes enfrentaban.

“Los festivales son la mejor oportunidad que nos pueden dar a gente como nosotros”, dijo Senderos después de la película durante el tiempo para preguntas y respuestas con el público.

El actor mexicano dijo que como la comunidad latina se convierte en una sola en los Estados Unidos, presentar sus películas en eventos como el festival latino de San Diego es una ocasión para recibir la crítica de un grupo diverso.

A Esparza le encantaría ver a más estudiantes asistiendo el festival.

“La actitud es que para traer más estudiantes se tienen que enseñar películas con interés general”, dijo Esparza. “Pero lo que yo me he dado cuenta es que si te enfocas en sus intereses, pasiones y en los que los va a hacer pensar yo creo que es más posible que asistan al festival”.

Esparza dijo que vio muchos estudiantes asistiendo a la proyección del documental Indivisible el pasado 14 de marzo.

Indivisible se trata de estudiantes activistas indocumentados que con la acción diferida logran obtener un permiso para visitar a sus familiares en su país de origen y regresar a los Estados Unidos legalmente.

La acción diferida autoriza a estudiantes indocumentados a solicitar y tener permiso de trabajo y les da la oportunidad de quedarse en los Estados Unidos durante dos años.

Esparza, un beneficiario de la acción diferida, dijo que le tocó el corazón ver a tantos estudiantes activistas presentes apoyando el documental.

“Me encantaría que la comunidad de SDSU buscara más el cine y el arte que nosotros los latinos estamos ofreciendo”, dijo Esparza. “Creo que abriría la mente de muchos especialmente con los documentales”.

Esparza cree que aunque el festival de cine latino de Los Ángeles se descontinuó, el festival de San Diego ha estado funcionando durante 23 años y cree que tiene muchos años por adelante.

Y añadió que ser parte del legado de este festival es algo muy importante para él.

Ethan van Thillo, fundador y director ejecutivo del festival, dijo que Esparza es un tesoro de San Diego y de nuestra organización por su dedicación y por ser muy trabajador.

Van Thillo agregó que para Esparza no es encontrar las películas más populares sino que las películas que se quedarán en las mentes de la gente de San Diego.

Higareda dijo que “ojalá cada vez se llenen más y más las salas de los festivales porque tenemos acceso a cosas que no pensábamos”.

Hasta el momento no se tienen los datos exactos de cuántas personas asistieron este año al festival pero varias películas tuvieron que ser programadas para más exhibiciones de lo contemplado inicialmente. Esto refleja que la gente sigue interesada en películas que no tienen los presupuestos de Hollywood pero que son creativas y que acercan a las personas a otras culturas.

Además de las películas hubo conciertos y otros eventos culturales para los asistentes del 23º aniversario del San Diego Latino Film Festival.