Pacifistas de África: Rumbo a la paz

by Andrea Lopez-Villafaña , Asistente editorial de Mundo Azteca

En África las mujeres siguen luchando por representación inclusiva en el proceso de encontrar soluciones a los conflictos que perjudican algunos de los países.  

Tres invitadas del continente Africano visitaron San Diego State University el miércoles 2 de noviembre para hablar sobre sus labores en sus respectivos países.

Hamsatu Allamin de Nigeria, Jane Anyango de Kenya y Fatma Mehdi Hassam de Sahara Occidental son las tres mujeres del programa mujeres pacificadoras que hablaron en el evento.

Por estar enferman la cuarta invitada, Khurshid Bano de Pakistán, no estuvo presente.  

En colaboración con la Universidad de San Diego, el evento fue copatrocinado por el Departamento de Ciencias Políticas, Seguridad Internacional y Resolución de Conflicto (ISCOR), Estudios de Mujeres, Estudios Africanos y Estudios Islámicos de SDSU.

Cada invitada presentó sobre la historia de su país, los conflictos y las organizaciones a las que pertenecen.

Luchando en los campos de refugiados

Hassam ha vivido en asilo político por casi 40 años en el país de Algeria por el conflicto que sigue en su país de Sahara Occidental.

Ella dijo que muchos no conocen de su país y que la falta de información ha permitido que violaciones de derechos humanos especialmente en contra las mujeres vayan sin reconocimiento.   

A pesar de las violaciones, las mujeres de los campamentos son muy importantes en la vida diaria de los refugiados dijo Hassam.

“En los campos de refugiados las mujeres son muy poderosas”, dijo Hassam. “Muchas son doctoras y también hay mujeres entrenadas en fuerzas armadas”.

La mayoría de las personas en asilo político son mujeres, y por esa razón es que las mujeres están entrenadas para proteger los campamentos.

Hassam es la presidenta de la Unión Nacional de Mujeres Saharawi y de otras organizaciones. Ella ha trabajado por más de 30 años en abogar por los intereses de las mujeres en el proceso de paz.  

“Durante tiempos de guerra las mujeres pueden tener trabajos importantes”, dijo Hassam. “Pero cuando los países obtienen la independencia las mujeres se acostumbran a regresar a sus trabajos tradicionales”.

La Crisis de Boko Haram  

El estado de Borno en Nigeria se conoce mas por ser hogar del grupo Boko Haram quienes fueron responsables del secuestro de 300 estudiantes en Chibok.

El grupo extremista ha causado ataques contra los derechos humanos especialmente contra mujeres.

Allamin dijo que por la falta de educación, corrupción y violencia es porque su país está en conflicto.

Ella se ha dedicado a ser una negociadora y pacifista entre militantes y los del estado.

Ella compartió con los estudiantes presentes en el evento, fotos de los muchos niños y niñas que están desamparados. También enseñó imágenes de niños malnutridos.

Mucho de su trabajo está enfocado en la juventud porque ella dijo que este grupo es el mas vulnerable a los grupos extremistas como Boko Haram.

Allamin dijo que para poder tener progreso en las vidas de las mujeres y gente de su país es estar bien educados. Ella sabe que en una sociedad patriarcal es difícil tener la ayuda de los hombres en su movimientos pero dijo que es optimista y cree en un mejor futuro.

Una comunidad unida

Anyango de Kenya es la fundadora de Mujeres Kibera por Paz y Igualdad y una mujer pacifista.

Durante las elecciones del país en el 2007-2008 había mucha violencia y Anyango organizó mas de 800 mujeres para convencer a los hombres en sus vidas, a que no buscarán violencia durante las elecciones.

“Al fin del día ello son nuestros esposos, hermanos y son nuestros hijos”, dijo Anyango.

Anyango dijo que su comunidad es reconocida como la zona de oposición por esa razón es que han tenido tanta violencia.

“Los Kenianos comunes como yo no tienen a nadie más a quien culpar, porque nosotros mismos nos traicionamos”, dijo Anyango.

Para las elecciones del 2017 Anyango está organizando un juego de voleibol para incluir a la gente.   

A través de sus labores ella promociona unidad en las comunidades con la organización de juegos, actividades y canto.

El evento terminó con Anyango cantando su himno nacional en Swahili y canciones tradicionales de Kenya.